www.susunweed.com

Formas de mejorar los huesos.
  Los años de la menopausia.

(Building Better Bones)
Por Susun Weed.

  

“Estás atravesando por un profundo cambio en los huesos, querida”, advierte la abuela Crecimiento a la mujer en la menopausia.

 

“Debes abrirte hasta la médula para esta transformación. Ninguna célula va a quedar intacta. Te abrirás más de lo que nunca imaginaste y te pudiste abrir, más de lo que te hayas abierto en el nacimiento o la pasión. Te abres ahora al aliento de la mortalidad que toca la flauta de hueso de tu ser. ¿Qué otra cosa puedes hacer sino bailar al son de esa melodía que te persigue, desarrollar una pasión hacia una postura elegante y un paso largo?”

 

“Sí”, sonríe la abuela Crecimiento. “Te habrán de gustar las verduras oscuras con vinagre y ajo.  Estos alimentos te harán tener huesos fuertes y flexibles para sostenerte cuando seas anciana”.

¿Sabes que los huesos siempre cambian? Cada día de tu vida unas células de los huesos mueren y nacen otras. Desde el nacimiento hasta el principio de los treinta, creas células óseas fácilmente. Si tomas los nutrientes necesarios, no sólo reemplazas las células que mueren, sino que produces células extra para alargar y fortalecer los huesos.

 

Después de los 35, las células son más difíciles de producir. A veces se llega al déficit: mueren más células de las que se reemplazan. Desde el punto de vista ortodoxo, este es el comienzo de la osteoporosis, la enfermedad por masa ósea baja. A los cuarenta a muchas mujeres americanas les empieza a disminuir la masa ósea: a los cincuenta, les dicen que tienen que tomar hormonas o medicamentos para prevenir más pérdida y evitar la osteoporosis, fracturas de cadera, y la muerte.

 

Las mujeres que hacen ejercicio regular y toman alimentos ricos en calcio, llegan a los años de la menopausia con mayor masa ósea que las lujeres de vida sedentaria que ingieren productos que privan al cuerpo de calcio (leche de soja, tofu, café, soda, alcohol, productos de harina blanca, carnes procesadas, suplementos de levadura, salvado). Pero sea cual sea el estilo de vida, la masa ósea generalmente disminuye en los años de la menopausia.

 

Por razones desconocidas, los huesos en la menopausia disminuyen la producción de nuevas células y parecen ignorar el calcio. Esta hueso-pausa es generalmente breve, se da de manera intermitente de cinco a siete años. Yo la noté en caídas de pelo, ruptura de uñas esporádicas y el mismo “dolor de crecimiento” que experimenté en la pubertad. No lo vi reflejado en un escáner de huesos, porque no me hice ninguno.

 

La razón para hacerse escáneres de huesos se supone que tiene como objetivo encontrar mujeres en riesgo de fracturas óseas para alertarlas y ayudarlas a adoptar estrategias preventivas. Pero en realidad los escáneres de hueso no detectan el riesgo de fractura , sino sólo la baja masa ósea.

 

Me gustaría disuadirte de la idea de que la osteoporosis es importante. En la Tradición de la Mujer Sabia nos centramos en el paciente, no en el problema. En la Tradición de la Mujer Sabia no hay enfermedades ni curas para las enfermedades. Cuando nos centramos en la enfermedad, como en la osteoporosis, no podemos ver a la mujer. Cuanto más nos centramos en una enfermedad, incluso en su prevención, menos nutrimos a la persona en su totalidad y su salud.

 

Al centrarnos en la osteoporosis, al definirla como enfermedad, y usar drogas para combatirla, perdemos de vista que la masa ósea posmenopáusica indica más riesgo de cáncer de mama que de fracturas de hueso. El veinticinco por ciento de las mujeres menopáusicas con la masa ósea más alta son dos veces y media más proclives a que se les diagnostique cáncer de mama que las que sólo tienen masa más baja. Y las hormonas que mantienen la masa ósea aumenta ese riesgo. Las mujeres que toman estrógeno (generalmente para evitar osteoporosis), incluso sólo cinco años, aumentan su riesgo de cáncer de mama un veinte por ciento; si toman hormonas de reemplazo el riesgo aumenta a un cuarenta por ciento.

 

Si nos centramos en la masa ósea, perdemos también de vista que aún no se ha visto una fuerte relación entre la densidad de huesos y la fractura, de acuerdo con Susan Brown, directora de la Osteoporosis Information Clearing House, y muchos otros. Nos olvidamos de que las mujeres que toman con fe el estrógeno o el reemplazo hormonal aún experimentan cambios en los huesos y sufren fracturas de espina dorsal.

 

La hueso-pausia pasa y los huesos se reponen solos, sobre todo cuando se los apoya con hierbas nutritivas, que son fuentes excepcionales de minerales para los huesos y mejores preventoras de fracturas que los suplementos. Los minerales de las plantas verdes parecen ser ideales para mantener los huesos sanos. El Dr. Campbell, profesor de Bioquímica nutricional de la Universidad de Cornell, ha hecho un estudio amplio en la China rural, donde viven las mujeres de edad mediana y avanzada con menor riesgo de fracturas. Dice el doctor: “Cuanto más plantas y verduras tenga la dieta, menos riesgo de enfermedades hay, incluida la osteoporosis”. Las mujeres que consumen plantas ricas en calcio y hacen ejercicio moderado tienen huesos fuertes y flexibles. Mientras que las mujeres que confían en las hormonas hacen huesos gruesos, pero rígidos.

 

Los regímenes de reemplazo hormonal no aumentan la producción de células: disminuyen o suprimen las células que las matan (osteoclastos). Cuando se para de tomar las hormonas, ocurre un efecto rebote: se dispara la pérdida ósea. Las mujeres que toman hormonas durante cinco años o más tienen cuatro veces más riesgo de romperse un hueso al año en que paran de tomarlas que una mujer de la misma edad que nunca haya tomado hormonas. Las mujeres que forman buenos huesos con aliados verdes y hacen ejercicio, nutren las células de los huesos (osteoblastos).

 

Se dice que las hormonas o estrógeno de reemplazo, cuando se toman al comienzo de la menopausia y se continúan de por vida, reducen las fracturas en un 40-50 por ciento. Los paseos frecuentes (no tienes que sudar) y una dieta rica en aliados verdes ricos en calcio (por lo menos 1500 mg. diarios) se ha demostrado que reducen las fracturas post-menopáusicas en un cincuenta por ciento. Los primeros son caros y peligrosos. Los segundos, baratos y saludables. Es comprensible que más del ochenta por ciento de las mujeres indias rechacen las hormonas. Nunca es tarde para mejorar los huesos, y nunca temprano. El mejor seguro para una vejez sin fracturas, con huesos fuertes, es formar buenos huesos antes de la menopausia. Cuantas más verduras ricas en calcio tomes en tu juventud, menos tendrás que preocuparte en tu vejez.

 

“Una mujer perdió la mitad del hueso esponjoso (espina, muñeca) que perderá a la edad de cincuenta, pero muy poco del denso (cadera, mano, hombro). La atención a la formación del hueso en cada etapa es vital: no hay un momento en que se sea demasiado viejo para formar nuevos huesos saludables”. -Médico Americano.

El calcio.

 

“La osteoporosis es mucho menos común en los países que consumen más calcio. Es un hecho indisputado”. T.C.Campbell, PhD. Bioquímica nutricional.

 


Paso 1. Recoge información.

El calcio es, sin duda, el mineral más importante de tu cuerpo. De hecho, el calcio constituye más de la mitad del total de minerales del cuerpo. El calcio es crucial para el latido regular del corazón, para el metabolismo, el funcionamiento de los músculos, el flujo de impulso de los nervios, el regulamiento de las membranas celulares, la fuerza de  los huesos, la salud de los dientes y encías, y los mecanismos de coagulación de la sangre. El calcio es tan importante en tu vida que tienes una glándula (la paratiroides), que hace poco más que modular los niveles de calcio o segregar hormonas que aseguran que haya buen nivel de calcio en todo momento.

 

Cuando consumes más calcio del que usas, tienes un balance de calcio positivo: el calcio extra se guarda en los huesos y ganas masa ósea (el calcio insoluble o inutilizable se excreta, se acumula en el tejido blando o se deposita en las articulaciones). Cuando consumes menos calcio del que usas, tu balance de calcio es negativo: la glándula paratiroide produce una hormona que libera calcio depositado en tus huesos, y pierdes masa ósea.

 

Para asegurarse un balance de calcio positivo y formar huesos fuertes para tu viaje de la menopausia, procura:

-Tomar tres o más comidas ricas en calcio. Ver Appndix .

-Evitar los antagonistas del calcio. Ver página XX.

-Tomar alimentos sinergísticos para magnificar el efecto del calcio. Ver página XX.

-Evitar suplementos de calcio.Ver página XX.

 

Paso 2. Reunir la energía

-El tejido homeopático Sal Silica se dice que es favorable para los huesos.

-¿Qué significa para ti apoyarte en ti misma? ¿Y que te apoyen?

 

Paso 3. Nutre y tonifica.

-¿Qué se necesita para tener huesos fuertes y flexibles? Como todos los tejidos, los huesos necesitan proteínas. También necesitan otros minerales, no sólo calcio, sino también potasio, manganesio, silica, hierro, zinc, selenio, boro, fósforo, sulfuro, cromo, y muchos otros. Y para usar esos otros minerales, grasas de calidad, incluida vitamina D soluble.

-Muchas mujeres menopáusicas que conozco piensan que la proteína es mala para los huesos. No es así. Investigadores de la Universidad estatal de Utah que estudiaron la dieta de 32.000 mujeres menopáusicas, vieron que las que tomaban menos proteína eran más propensas a romperse una cadera; y que tomar proteína de más aceleraba la curación de las fracturas de cadera.

-El calcio amortigua los ácidos producidos en la digestión de la proteína. Las dietas tradicionales combinan alimentos ricos en calcio y proteína (ej. Algas con tofu, tortillas de maíz con frijoles, y hamburguesas con queso). La hierbas como las algas, la ortiga, la paja de avena, el trébol rojo, el diente de león, las hojas de consuelda son ricas en proteína y proporcionan bastante calcio, también. Los alimentos como el tahini, las sardinas, el salmón en lata, el yogur, la avena, la leche de cabra nos ofrecen proteína, generosa cantidad de calcio, y las grasas necesarias que los huesos necesitan. Si tienes ganas de tomar más proteínas en la menopausia, sigue esas ganas. Cuidado: la soja no fermentada (ej. tofu) es especialmente perjudicial para los huesos aun siendo rica en proteína, pues es antagonista del calcio.

-Los huesos necesitan muchos minerales, no sólo calcio, que es quebradizo e inflexible. (Piensa en un pedazo de tiza, carbonato de calcio, y lo fácil que se rompe). Evita los suplementos de calcio. Tómalo de hierbas y alimentos de los que obtendrás automáticamente todos los minerales que necesitas para unos huesos flexibles.


-Como los minerales son voluminosos y no compactos, debemos consumir generosa cantidad de ellos  para mejorar nuestra salud. Tomar hierbas ricas en minerales en cápsula o tintura no hace gran cosa a los huesos. (Una taza de tintura de ortiga contiene la misma cantidad de calcio-100 mg.- que una taza de infusión de ortiga. Muchas mujeres beben dos o más tazas de infusión al día; nadie consume una taza de tintura al día). Tampoco conseguimos minerales de los alimentos crudos. Oigo con frecuencia que el cocinar los alimentos disminuye su calidad nutritiva. Nada más lejano a la realidad. La cocción maximiza los minerales disponibles para los huesos. La col rizada cocida durante una hora aporta mucho más calcio que cuando se pone  ligeramente al vapor. Los minerales son como piedras, y para extraerlos necesitamos calor, tiempo, y generosas cantidades de plantas.

-Las fuentes verdes de calcio son las mejores. Las hierbas nutritivas y las plantas silvestres de jardín son mucho más ricas en minerales que las plantas ordinarias, que ya de por sí son fuentes excepcionales de minerales.

-Pero el calcio de fuentes verdes no es suficiente. Necesitamos calcio de fuentes blancas también. Añade un litro de yogur al día a tu dieta si quieres tener huesos sanos de verdad. Los lactobacilos cambian la leche de manera que el calcio, los otros minerales, las proteínas y los azúcares (no la lactosa) se digieren con facilidad. Incluso actúan más allá, potenciando la absorción de calcio y minerales de otros alimentos. (He conocido a algunos vegetarianos estrictos que aumentaron su baja masa ósea hasta un seis por ciento en un año con sólo tomar yogur). Los quesos ecológicos de leche cruda son otra fuente blanca magnífica.

-La cola de caballo (Equisetum arvense) es como un encanto para las mujers premenopáusicas con pérdida ósea periodontal o dificultad de curar una fractura. Tomada como té, una o dos veces al día, la cola de caballo tierna fortalece de forma incredible los huesos y favorece la curación de las fracturas. Cuidado: la cola de caballo madura contiene sustancias que pueden irritar los riñones.

 

Paso 4. Estimular/sedar.

-Ten cuidado con los antagonistas del calcio. Algunos alimentos interfieren en el uso del calcio. Para unos huesos sanos evita:

-Verduras con ácido oxalico, como las acelgas, las hojas de remolacha, las espinacas y el ruibarbo.

-Productos de soja no fermentada: tofu, bebidas de soja, hamburguesas de soja.

-Alimentos que producen ácidos que requieren una compensación de calcio al excretarse en la orina, como el café, la azúcar blanca, el tabaco, el alcohol, la levadura nutritiva y la sal.

-El flúor de la pasta de dientes.

-Las pastillas de fibra, el salvado puro, laxantes que aumentan el volumen de las heces.

-Dietas bajas en calorías. Las mujeres que pesan mesos sufren mayor pérdida de masa ósea en la menopausia y “ni los suplementos de calcio, los de vitamina D ni los estrógenos” frenan esa pérdida. De 236 mujeres menopáusicas  que consumieron similares cantidades de calcio, aquellas que perdieron peso reduciendo calorías perdieron dos veces más masa ósea que las que mantuvieron su peso.

-Aunque el chocolate contiene ácido oxalico, la cantidad de este es tán pequeña que apenas tiene efecto en el metabolismo del calcio. Una onza/3000 mg. de chocolate liga 15/20 mg. de calcio; una onza de espinacas cocidas, 100/125 mg. de calcio. El chocolate negro es fuente de hierro. Recientes estudios han descubierto que el chocolate es bueno para el corazón. (Ver página XXX) Al igual que los otros estimulantes, su uso diario no es recomendable. El chocolate es un importante y útil aliado de las mujeres.  La culpa por tomarlo daña la salud e interfiere con la habilidad de escuchar y responder a la sabiduría del cuerpo. Si quieres cholate, tómalo; y tómalo de la mejor calidad. Pero si lo tomas todos los días, come más plantas silvestres.

-El exceso de fósforo acelera la pérdida ósea y la desmineralización. El fósforo es el segundo aditivo más frecuente después de la sal. Se encuentra en las bebidas gaseosas, los productos de harina blanca, sobre todo la “enriquecida” (bagels, galletas, pastels, donuts, pasta, pan); carnes en conserva (bacon, jamón, salchichas, perritos calientes); los cereales de los supermercados; la frutas enlatadas; productos de patatas procesados, como las patatas fritas congeladas y el puré de patatas instantáneo; los quesos procesados; las sopas instantáneas y los puddings.

-Para evitar el exceso de fósforo y mejorar la absorción del calcio:

+Bebe agua de manantial e infusiones de hierbas; evita la gaseosa y el agua con gas.

+Come sólo pan, pasta y galletas integrales.

+Compra la carne, queso y patatas sin conservantes.

+Evita comprar comidas con muchos ingredientes; están altamente procesadas.

-El exceso de sal merma el calcio. Las mujeres que comen 3900 mg. de sodio al día excretan 30 por ciento de calcio más que las que comen 1600 mg. Las principales fuentes de sodio dietético son las comidas procesadas y enlatadas. La sal marina se puede usar sin problema, porque contiene calcio. La sal es muy importante para la salud, no la elimines de tu dieta.

-Aumenta la producción de ácido clorídrico en el estómago y podrás usar mejor el calcio.
Disminuye el ácido del estómago (con antácidos, por ejemplo) y no podrás hacer gran uso del calcio que ingieres.

Formas de acidificar:

-Bebe zumo de limón en agua antes o durante la comida.

-Toma de 10 a 25 gotas de tintura de raíz de diente de león en un poco de agua antes de comer.

-Usa vinagres de hierbas ricos en calcio como aliño en la ensalada; échale un poco a las verduras cocidas y a las habichuelas, también.

 

Paso 5a. Usa suplementos.

-De verdad quisiera que evitaras los suplementos de calcio. Te exponen a peligros (mira la página XX) y no previenen las fracturas. Un estudio en Australia que siguió a 10.000 mujeres blancas de más de 65 años durante seis años y medio encontró asociación entre el uso de supplementos de calcio y el aumento de fracturas de cadera y vértebra: el uso de tabletas de antácido Tums se asoció con un aumento de riesgo de fracturas del húmero.

-Si insistes en tomar suplementos, elige zumo de naranja enriquecido con calcio o pastillas de citrato de calcio. El gluconato de calcio masticable, o el lactato de calcio, o el carbonato de calcio son formas aceptables. El Dolomite, comida de hueso, y las conchas de ostras es mejor evitarlos, pues a menudo contienen plomo y otros minerales no deseables.

- Para unos huesos más sanos, toma 500 mg de magnesio (no citrate) con el calcio. Mejor aún, mezcla el calcio con una infusión nutritiva; ello te proveerá no sólo magnesio, sino otros muchos minerales fortalecedores de los huesos también.

-Los suplementos de calcio son más efectivos en dosis separadas. Dos dosis de 250 mg. por la mañana y por la noche proporcionan más calcio utilizable que una tableta de 1000 mg.

 

Paso 5b. Usar drogas.

-Incluso si tomas terapia hormonal (ERT o HRT) debes adquirir el calcio suficiente para mantener la masa ósea, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Columbia. Esto es de 1000-1500 mg. al día (una taza de yogur natural, dos tazas de infusión de ortiga, un chorreón de vinagre rico en minerales más tres higos proveen aproximadamente esa cantidad). Al tomar más hierbas o comidas ricas en calcio, puedes ir disminuyendo la dosis de hormonas, si quieres.

 

Paso 6. Rompe y entra.

-Las pruebas de densidad de huesos se usan con frecuencia para obligar a las mujeres a tomar hormonas o drogas. Si tu densidad ósea es baja, usa remedios de esta sección y haz cita para otra prueba (al menos seis meses más tarde) antes de aceptar esas terapias.

 

 

 Traducción de Carmen Valenzuela-Cervantes
* Contact Carmen

 

English Version


other Susun Weed Articles translated into Spanish

Traducción de Carmen Valenzuela-Cervantes

 


La medicina de la gente: hierbas para brujas
People's Medicine: Herbs for Hags

Hierbas para el dolor de estómago,
úlceras y acidez de estómago.
Herbs for Those with Stomach Aches, Ulcers, and Heartburn

Salud y curación naturales en la Tradición de la Mujer Sabia.
Natural Health and Healing in the Wise Woman Tradition

Problemas digestivos.
Digestive distress

Para fortalecer los huesos.
Building Better Bones

Turbulencias de ánimo.
Emotional Uproar

El dolor de cabeza/migraña.
Headaches/Migraines

La familia de las Asteráceas
The Asteracea family

Las tres tradiciones de la curación
The three traditions of healing

Aventuras herbarias en Provenza.La granilla (Phytolacca americana)
Herbal adventures in Provence- Poke

Siete medicinas
Seven medicines

Los años de la menopausia, a la manera de la mujer sabia
Menopausal Years the Wise Woman Way

Síndrome de ovarios poliquísticos
Syndrome of ovaries poliqu ísticos

EL PINO BLANCO (Pinus strobus) GRAN ÁRBOL DE PAZ
White Pine - GREAT TREE OF PEACE

Curar sabiamente...Resfriados fríos y resfriados calientes
Hot colds and cold colds

Logra la calma instantánea – a la manera de la mujer sabia
Achieve Instant Calm - The Wise Woman Way

Energía y estamina a la manera de la mujer sabia
Energy and stamina -The Wise Woman Way

La tradición de la Mujer Sabia es una espiral
The Wise Woman Tradition is a Spiral

Mi estilo de vida anti-cáncer
My Anti-Cancer Lifestyle

Ocho pasos para la mujer que baila con cáncer
Eight Steps for A Woman Dancing With Cancer

Las mamografías no sirven para detectar el cáncer
Mammograms are inaccurate

Los seis pasos de la curación
The Six Steps of Healing

Remedios de hierbas y caseros
para prevenir la pérdida de la memoria

Herbal and Home Remedies That Prevent Memory Loss



If you liked this excerpt by Susun S. Weed, you will want
NEW Menopausal Years the Wise Woman Way:
Alternative Approaches for Women 30 - 90
by Susun S. Weed
Foreword by Juliette de Bairacli Levy.
304 pages, index, magical illustrations.
Completely revised with 100 new pages. All the remedies women know and trust plus hundreds of new ones. New sections on thyroid health, fibromyalgia, hairy problems, male menopause, and herbs for women taking hormones. Recommended by Susan Love MD and Christiane Northrup MD.
Retails for $16.95

read some excerpts :
Building Better Bones
Kundalini Meditation

Order New Menopausal Years in our Bookshop

"If this book had not been given to me by a close friend, I would be experiencing menopause in an entirely different manner. The Wise Woman approach to the various and unexpected discomforts and joys of the Change has motivated me to seize this experience to transform my life for the better."

 


You're invited to visit wisewomanweb.com to learn how to join our forum, ezine, weblogs, and email groups...

Or, Join our mailing list and get email notification of updates plus links to our great monthly exciting newsletter - Weed Wanderings with Susun Weed



© Susun Weed & Ash Tree Publishing

This website is sponsored by:

visit our Bookshop

www.susunweed.com

Note: close this window to return to where you came from